jueves, 23 de julio de 2009

Fragata Libertad

AYUDE AL BLOG HACIENDO CLICK EN UNA PUBLICIDAD.
Más de un marinero, más de un almirante decían al verla pasar:
"No han visto mis ojos navío más bello surcando las aguas del mar"

Allá por el año 1965 nació, en algunos miembros de la Unión Industrial Argentina, la idea de apoyar las actividades del buque-escuela Fragata Libertad. Esta iniciativa tuvo en cuenta la permanente actuación como verdadera embajada itinerante de nuestro país de un buque que , con su aporte marinero y siguiendo la tradición de sus antecesores, exhibe su gallardía en todos los puertos del mundo. Al mismo tiempo, la Fragata ofrecía una invalorable oportunidad para que los mejores productos de nuestra industria se conocieran en el exterior, ya sea formando parte de su aprovisionamiento o en exposiciones realizadas a bordo en cada puerto.

Al mismo tiempo, la relación con la Armada y sus oficiales indico cada vez con mayor fuerza la importancia de vigorizar ese apoyo, estrechando vínculos y poniendo de manifiesto los intereses comunes entre ambas instituciones.

El 12 de julio de 1974 se firmo el acta de fundación de la Asociación Amigos de la Fragata Libertad y, a partir de entonces, se sumaron ideas adhesiones fructíferas desde todos los ámbitos, especialmente desde aquellos vinculados a la náutica, donde la Fragata constituye su máximo exponente.

A lo largo de estos años. la asociación se ha visto fortalecida y la relación entre sus miembros y la Marina argentina es ya una amistad verdadera, cultivada también por eventos culturales, sociales y deportivos. Esto ha sido posible gracias a este gran velero donde se han forjado los espíritus de todos aquellos que lo navegaron y quienes formaron parte de su comando y que, aun desde destinos diversos y lejanos, nunca han borrado el recuerdo de su paso por el barco.


Historia de la Fragata Libertad

Retirada del servicio activo la fragata Presidente Sarmiento, quedó en el sentir de todos los hombres de mar el deseo de concretar en viejo sueño como era el de realizar en el país, con planos nacionales y mano de obra argentina, la construcción de un buque-escuela que reeditara los laureles de su glorioso antepasado.

La fragata Sarmiento, fotografía de 1910

El 13 de noviembre de 1953, el ministerio de marina autorizó su construcción y el 11 de diciembre del mismo año, se ponen los primeros remaches en la quilla del nuevo buque-escuela en el Astillero Naval de Río Santiago.

Entre 1954 y 1955 se producen variaciones en el proyecto original y la configuración de la nave. Por decreto Nº 7.922, del 27 de abril de 1956, se le impuso el nombre de Libertad.

Finalmente, el 30 de mayo de 1956 se boto el casco en el Astillero Río Santiago. Los trabajos prosiguen en los siguientes años con diversas modificaciones en su aparejo, que quedó decidido definitivamente como de fragata de tres palos en agosto de 1956.

La fragata Libertad en dique seco

La construcción continua hasta 1961. Durante 1962 se finaliza el alistamiento, el aparejo de su velamen y la instrucción en puerto del personal de gavieros, y hace sus primeras singladuras. En el mes de marzo sale en viaje de prueba, y al zarpar de Puerto Madryn la sorprende una fuerte tormenta que debe correr sirviéndole de bautismo en el mar. Regresa al apostadero naval de Río Santiago y el 20 de diciembre, zarpa hacia la Base Naval de Puerto Belgrano a fin de alistarse para su primer viaje de instrucción.



La Fragata libertad como embajadora itinerante

Además de los aspectos específicos que realiza como medio naval de instrucción de la armada, el buque-escuela es portador del mensaje de paz, amistad, buena voluntad, espíritu democrático y de libertad que los argentinos desean expresar a todas las naciones que visita anualmente.

La Fragata, símbolo de armonía en todos los puertos

Esta embajadora flotante lleva a bordo diversas muestras de cultura, industria y capacidad productora que enorgullece a nuestro país como exposiciones de maquetas navales o de artistas plásticos argentinos, verdaderas obras de arte que pueden ser admiradas en diferentes puertos del mundo y concitan elogiosos comentarios de los visitantes, junto a muestras de vinos, quesos y dulces de diversos productores argentinos, que reflejan la calidad de la industria argentina.

En muchos puertos, los cocineros del buque presentan exquisitos paltos preparados con carnes argentinas, que sorprenden por su calidad a numerosos empresarios interesados en nuestros productos y a los invitados especiales que son agasajados a bordo en cada puerto.

Por otra parte, es importante señalar que la fragata Libertad ha sido construida en la Argentina en los Astilleros y Fabricas Navales del Estado (AFNE), siendo un autentico orgullo de la capacidad constructora naval argentina.

El comandante del 29º viaje de instruccion, Cap. de Navio Diego Leivas, recibe el Sail Baltimor Op. 1984


Todas estas actividades que anualmente desarrolla el buque-escuela nos indican claramente que su misión no sólo se reduce a la formación integral de los hombres de la Armada, sino que constituye un invalorable medio de expresión de la Nación Argentina, en sus sentimientos fraternales que integran diferentes elementos de la cultura, la capacidad y la calidad productiva de nuestro país.

Es por ese motivo que la Fragata Libertad ostenta, con legitimidad y orgullo, el título de Embajadora Flotante de la República.

Características generales

Eslora: 103,75 m

Manga: 14,31 m

Puntal: 11 m

Calado: 6,60 m

Desplazamiento: 3.765 tons

Propulsión Auxiliar: dos motores Diesel "Sulzer" de 1.200 HP c/u

Eje y hélice: uno, desenclochable (sist. Pomini)

Velocidad: 13.8 nudos máxima; 12 nudos crucero (con motor auxiliar)

Aparejo: fragata con gavias dobles (cinco vergas por palo). Tres palos Cruzados, trinquete, mayor y mesana.

Altura máxima: 49,807 m del palo mayor. Seis guinches eléctricos de vela, dos por palo.

Velamen: 27 velas de Dacron, 15 cuadras, 5 foques, 6 cuchillas y 1 trinquetilla. Superficie total: 2.652 m2.

Tripulación: Jefes y oficiales: 24; Guardiamarinas en comisión: 123; Suboficiales, cabos marineros y conscriptos: 187 hombres



La vida a bordo del buque escuela

Como buque de instrucción de la Armada argentina, la Fragata Libertad cumple una misión de características trascendentes.

Su tarea principal abarca diferentes aspectos: completar la formación del Cadete Naval que se ha llevado a cabo en la Escuela Naval Militar para prepararlo de manera adecuada en su futuro desempeño como oficial de la Armada; incrementar sus conocimientos marítimos y navales específicos, a la par que su acervo popular, y representar al país y a la Armada en el exterior, poniendo de manifiesto en toda oportunidad favorable la forma de ser, sentir y actuar del marino y ciudadano argentino, acrecentando los vínculos de camaradería y amistad con la civilidad y en particular con las marinas de los países amigos visitados.

Formación de los nuevos gauardiamarinas

Luego de zarpada la fragata comienza el período de adaptación y fanmiliarización para el cadete naval, período que sirve para ordenar la rutina interna de todos, acomodar elementos personales, familiarizarse con los horarios, conocer los diversos locales, sistemas y mecanismos.

Finalizado el mismo, de 15 días aproximadamente, se le toma un examen para saber cual ha sido su nivel de adaptación y aprehensión de conocimientos iniciales. esto es normalmente coincidente con la primer escala del buque.

Cada una de las divisiones está a cargo de un Oficial de la plana mayor que organiza las tareas bajo su responsabilidad.

Luego de la zarpada, comienza el período de mayor actividad del viaje. Los futuros guardiamarinas son divididos en dos partes, comúnmente llamadas Brigada de estribor y babor, una de ella asiste a clase y actividades prácticas de calculo náutico, y la otra se integra a los diferentes cargos del buque para trabajar en cooperación con la tripulación.

Es así que vemos a nuestros cadetes trabajando en los palos, subidos a sus vergas, reparando los cabos o sus velas, aferrando o largando el paño.

Subiendo a los mástiles

En maquinas, cubriendo la guardias del Oficial de Maquinas para cooperar con cubierta si los vientos amainan demasiado, en electricidad para proveer de engría a todo el buque.

Este período se va extendiendo durante el viaje hasta promediar las tres cuartas partes del mismo, con las sucesivas rotaciones de brigadas por períodos. La que estuvo en clase va a los cargos y viceversa, y así sucesivamente.

El equilibrio del velamen requiere experiencia y ojo marinero

Llegamos a la última etapa del viaje. Los cadetes preparan sus exámenes finales, que son tomados antes de tomar el último puerto extranjero y el departamento de Estudios procede al puntilloso análisis de cada uno de estos futuros oficiales de la armada, para ponderar su rendimiento y definir el orden del mérito con que ha de egresar del Viaje de Instrucción.

Elección de los itinerarios

La fragata Libertad ha navegado en reiteradas oportunidades todos los mares del mundo. Cabe entonces preguntarse: ¿ como se diseñan los recorridos que anualmente cumple el buque-escuela ?

La concreción de un determinado itinerario, responde a varias consideraciones.

La Fragata fondeada en el puerto de Dartmounth, Gran Bretaña

En primer lugar, los requerimientos que formula el Ministerio de Relaciones Exteriores que, en función de la política exterior que lleva a cabo el Estado argentino, considera necesario o conveniente que el buque-escuela toque determinadas escalas.

En segundo lugar, los pedidos que eventualmente pueda solicitar el Ministerio de Defensa por razones que son de su propio interés, por necesidades de la Armada argentina, vinculadas normalmente con el intercambio con Armadas amigas, por las invitaciones que la Libertad, como gran velero, recibe anualmente para su intervención en regatas, aniversarios o presentaciones de grandes veleros en algún puerto internacional, junto a las escalas que, por necesidades de reabastecimiento de combustible o embarque de víveres, el buque debe efectuar para poder navegar con los adecuados márgenes de seguridad náutica.

Entrando a puerto

Ponderadas estas cinco fuentes de ingreso, el comando del buque-escuela propone un determinado itinerario, donde también contempla los valores estadísticos de las escalas de los años anteriores realizadas al mismo puerto, para equilibrar proporcionalmente los diferentes destinos. Esta propuesta es elevada a consideración del Estado Mayor General de la Armada.

Una vez consultado con los ministerios ya mencionados y efectuados los cálculos presupuestarios necesarios para atender el desarrollo del itinerario propuesto, el Estado Mayor autoriza el mismo y da la orden al comando del buque para iniciar las adecuadas coordinaciones de detalle con los puertos a visitar.

La Fragata es admirada en cada puerto al que arriba

El enlace del buque con cada puerto se efectúa normalmente a través de los respectivos agregados navales y nuestras representaciones diplomáticas, que aportan una invalorable asistencia para poder llevar a cabo las innumerables y variadas actividades de coordinación, previsiones de actividades, ayuda logística, y tantas otras tareas que es necesario realizar antes de la zarpada del buque- escuela para el viaje de instrucción.

Comite ejecutivo A.A.F.L.
Periodo 2006/2008

Presidente

Rodolfo Lionel LACONICH

Vicepresidente

Guillermo PODESTA CASTRO

Secretario

Pablo CERNADAS

Prosecretario

Jorge FILLOL CASAS

Tesorero

José AIELLO

Pro tesorero

Roberto Gómez

Vocales

Raúl PEREZ UGIDOS
Alfredo R. COLÓ
Osvaldo R. DAGNINO
Guillermo GIAMBASTIANI

Vocales Suplentes

Alejandro GUERRICO
Alejandro AMOEDO

Revisor de cuentas

Alejandro CHANETON

Rev.de cuentas Sup.

Marcelo ALLER ATUCHA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada